Este multimillonario quiere morir en bancarrota (y su argumento te conmoverá)

Charles Feeney donó casi toda su fortuna para cumplir un sueño atípico: vivir sus últimos años como un asalariado. Usa un reloj de 10 dólares, reside en un departamento alquilado y vuela en clase económica.

Si alguien se puede jactar de ser filántropo y perfil bajo es Charles Feeney (89), co-fundador de la cadena Duty Free Shoppers: donó la mayor parte de su fortuna para ayudar a los demás.

El magnate, que revolucionó el concepto de compras libres de impuestos, viene donando millones de dólares en secreto. ¿Su sueño? Morir en bancarrota.

Si bien hay muchos multimillonarios que hacen donaciones en vida a cambio de reconocimiento público, el caso de Feeney es particular porque él siempre prefirió el anonimato.

A lo largo de su vida, el hombre cedió más de 8.000 millones de dólares a Atlantica Philanthropies, una fundación que creó hace varios años y que dejó de existir el año pasado, luego de entregar el último centavo de Feeney.

Te puede interesar
Te puede interesar

De toda su fortuna, decidió quedarse con apenas dos millones de dólares para que él y su esposa puedan vivir sin contratiempos económicos lo que les quede de vida.

“Estoy muy satisfecho, me siento muy bien por haber completado esto en mi guardia. Mi agradecimiento a todos los que se unieron a nosotros en este viaje. Y a aquellos que se preguntan sobre dar en vida: pruébenlo, les gustará”, compartió Feeney.

Pero más allá de sus palabras y sus donativos, el co-fundador de Duty Free Shoppers predicó con la acción: vive en un departamento alquilado, vuela en clase económica y usa un reloj Casio de 10 dólares.

Paso a paso: así es la rutina de skincare de Jessica Alba

Seis tips para mejorar la sensibilidad a la insulina