Paso a paso: así deberías congelar el queso

Descubre el procedimiento correcto para conservarlo y prologar su vida útil.

El queso es más barato si se compra por horma. Sin embargo, pocas personas llegan a consumir la horma antes de que aparezcan hongos. Ya sea porque te sobró un pedazo, te vas de vacaciones o simplemente deseas fraccionarlo, congelar el queso es una gran alternativa.

Si quieres congelar un trozo de queso fresco y alargar su vida útil debes tener en cuenta que existe un procedimiento correcto para no contaminarlo. En supertruco.com te contamos qué debes hacer.

Paso a paso:

  1. Lava tus manos con agua y con jabón antes de manipular el alimento.
  2. Desinfecta el envase original y saca el queso.
  3. Coloca el queso en una tabla y fracciónalo en porciones pequeñas (según tu consumo).
  4. Envasa las porciones en bolsas aptas para alimentos o recipientes herméticos.
  5. Rotula las bolsas o los recipientes con la fecha del día (así sabes cuándo las congelaste).
  6. Coloca las porciones en el freezer.

Tip: descongélalo en la heladera 24hs antes de su consumo.

Cinco mantras para sembrar intenciones

Siete situaciones por las que no deberías disculparte