Siete situaciones por las que no deberías disculparte

Hay decisiones y comportamientos que no ameritan unas disculpas. Revísalos y checa tu caso personal.

Cada vez que cambias de opinión, marcas sanos límites o explicas lo que sientes, estás validando quién eres.

Te puede interesar
Te puede interesar

Esas situaciones, a veces, te llevan a pedir disculpas. Sin embargo, no deberías pedir perdón por expresarte y exponer tu punto de vista (siempre y cuando al hacerlo no dañes a otros).

Siete situaciones por las que no deberías disculparte:

  • Contar cómo te sientes.
  • Establecer límites.
  • No estar alegre todo el tiempo.
  • Necesitar momentos a solas.
  • Priorizarte.
  • Expresar tu cosmovisión o compartir tu pensamiento.
  • Seguir tus sueños.

Paso a paso: así deberías congelar el queso

Cinco trucos para que tu cabello crezca sano y fuerte